Esta harina es utilizada en panificaciones con fermentaciones largas (Método Tablas) y fermentaciones cortas (Método Directo y Semidirecto). La misma deriva en la producción del pan francés o aquel de tipo casero, miñones, pan de molde, baguette, y flautitas. También es apta para la elaboración de facturas, productos de confitería y de pastelería variados.

La Harina 000 panadera obtenida a partir de trigos de óptima calidad logra productos de elevado volumen específico, corteza crocante y buen color; migas de estructura uniforme que conservan toda su frescura. Harina de gran ductilidad adaptable a los diferentes métodos de panificación según el tipo de producción a la que se somete.